lunes, 9 de mayo de 2016

Reseña Éramos mentirosos

Éramos mentirosos 

E. lockhart



Novela de la cual no sabía casi nada sobre su trama pero me llamaba la atención el título, tampoco había escuchado absolutamente nada del autor, pero bueno pasemos a lo que interesa. La historia gira en torno a nuestra joven protagonista de nombre Cadence, la primera de los hermosos y perfectos nietos de la familia Sinclair, cuya fortuna era tanta que tienen una isla privada donde pasaban cada verano. Los mentirisos eran como ellos mismos se nombraban es un grupo compuesto por 4 chicos, es decir ella, su primo apenas unos meses menor llamado Johnny, su guapa prima Mirren y Gat, el único extraño que parecía encajar con ellos. Todo se desarrolla en lo que ocurrió en el verano n° 15 (llamado así por la edad de la chica). 
Debo admitir que me tarde mucho en acabar este libro y no porque resulte difícil leerlo, al contrario es una prosa muy sencilla sin usar tantas palabras rebuscadas y no profundiza tanto en los hechos que va narrando, sino que se me hacia tedioso ir leyendo lo que hacían, lo que comían, lo que usaban para practicar deporte o ir a nadar, etc, para mí eso era muy aburrido y recalco no narraba todo a lujos de detalle pero estar imaginando a un grupo de chicos pasando unas vacaciones en una isla pues no era de lo más emocionante, en sí estuve a punto de dejar el libro pero uno de mis propósitos de este año es no dejar libros a medias y con un gran esfuerzo retome la lectura. Algo que si que me ha gustado y no recuerdo haberlo visto en otra novela es el narrar un cuento al finalizar algún capítulo, eran historias que a ella le leían de niña y que tienen una relación directa con lo que se describió. Lo rescatable y por lo que deben darle la oportunidad es por el giro que toma, yo me imaginaba ciertas cosas pero el autorsupo como jugar con mi mente para que cuando leo de que iba todo me quedé en un mini shock y mi reacción fue decir "Oh my god, no puede ser".
No puedo decir para ya no darles detalles y la lean sin conocer nada más que lo menos relevante.